El Bitcoin vuelve a caer dentro del rango de cotización reciente

El Bitcoin ha bajado por quinta vez en seis sesiones, aunque la criptomoneda continúa cerca del nivel de precios de 22.000 dólares.

El mayor token digital cayó hasta un 5,1% el lunes y se intercambiaba a 22.154 dólares a las 16:18 horas en Nueva York. Ether se desplomó hasta un 9,5% después de superar al Bitcoin durante gran parte de julio. Las monedas virtuales más pequeñas, como Avalanche y Solana, también sufrieron grandes caídas.

Las criptomonedas vuelven a estar a la vanguardia de las oscilaciones de las inversiones de riesgo antes de la esperada subida de los tipos de interés de la Reserva Federal el miércoles y de la presentación de los resultados de las grandes empresas tecnológicas de EE.UU. en un contexto de desaceleración de la economía. Las acciones estadounidenses comenzaron la semana a la baja.

Las dos últimas subidas de los tipos de interés por parte del banco central estadounidense acabaron minando el ánimo del mercado. Los malos resultados también podrían arrastrar a las acciones tecnológicas y al Bitcoin, dada la correlación entre ambos. Dicho esto, algunos pronósticos siguen creyendo que lo peor de la venta de Bitcoin ya ha pasado tras un desplome de más del 50% este año.

«Si los criptoinversores pueden soportar la volatilidad inducida por la Fed de esta semana, debería resultar que la subida del miércoles» más allá de los 24.000 dólares «no fue un destello», dijo Antoni Trenchev, cofundador del prestamista de criptomonedas Nexo.

El sector de los activos digitales ha comenzado a limpiar los restos de una borrachera especulativa apalancada que encontró su castigo en una Reserva Federal decidida a endurecer los ajustes monetarios para acabar con la inflación desbocada.

Aunque cualquier indicio de estabilización de las criptomonedas es todavía muy tímido, es suficiente para que algunos observadores del mercado miren hacia arriba en lugar de hacia abajo.

Trenchev, de Nexo, y Rick Bensignor, de Bensignor Investment Strategies, señalaron el nivel de los 30.000 dólares, sugiriendo que es donde el Bitcoin podría dirigirse antes de encontrar cierta resistencia técnica.